Existen diferentes tipos de exámenes: de desarrollo, orales, preguntas y respuestas cortas, visuales, de verdadero y falso, test, etc. Sin embargo, no a todo el mundo se le dan por igual unos que otros. Cada persona es distinta, ya que tiene algunas habilidades más desarrolladas que otras. Esto es lo que pasa, por ejemplo con los test. Por eso, y con motivo de la prueba del próximo 19 de enero, vamos a contarte cómo aprobar el examen de Correos con unos sencillos trucos.

En el post anterior te dimos algunas claves para repasar así como los exámenes de la convocatoria anterior. Por lo que será más fácil poner en práctica estos tips, ya que podrás simular el día del examen.

Está claro que, si no has estudiado, no podrás aprobar. El examen de Correos no es muy difícil, pero sí requiere de una preparación previa. Sin embargo, aunque hayas dado lo mejor de ti, a veces los nervios o nuestras habilidades nos impiden centrarnos en el examen. Veamos, a continuación, cómo aprobar el examen de Correos aplicando estos tips.

 

Cómo aprobar el examen de Correos

 

como aprobar el examen de correos

  1. Mentalízate, ante todo, de que es un examen tipo test. No vas a redactar, no necesitas tener todos los detalles memorizados. Es más sencillo que eso. Tienes unas preguntas claras y 4 respuestas, una de ellas es la correcta, por lo que es mejor que te centres para tener las ideas mucho más claras.
  2. Es probable que no tengas tiempo de leer todas las preguntas antes de empezar a contestar, por lo que, relájate, respira hondo, pon toda tu atención a cada una de ellas y en orden.
  3. Lee atentamente la pregunta, si es necesario, subraya la palabra clave, aquella que te ayudará a elegir la respuesta correcta. Fíjate en cada uno de los signos de puntuación, o en palabras como “no”, “si”. Haz exactamente lo mismo con las respuestas.
  4. Supongamos ahora que no conoces la respuesta pero sí sabes que algunas de ellas no son las correctas. Empieza por ahí. Elimina las que pienses que no son las verdaderas. Después, analiza las diferencias de las restantes y vuelve a hacer lo mismo hasta obtener la respuesta.
  5. Pueden surgir otros dos casos: que todas te parezcan verdaderas o que todas te parezcan falsas. En este caso, selecciona la primera que creas, una vez realizada la lectura. Y es que, está demostrado que en un examen tipo test, la pregunta correcta es aquella que seleccionamos la primera vez. Esto sucede porque nuestra mente está familiarizada con el concepto y hemos podido entenderlo y retenerlo mucho mejor. Recuerda que las preguntas incorrectas no restan.
  6. Fíjate en las preguntas de antes y las de después, pues la respuesta de la que estás contestando podría estar dentro del examen. Cuando hayas terminado el examen, vuelve a releerlo en caso de que te hayas dejado alguna de lado o crees que hayas contestado mal.

 

¡A por todas!

 

No tenemos la receta perfecta para saber cómo aprobar el examen de Correos pero sí intentamos ayudarte con estos consejos. Queremos desearte mucha suerte para el día de la prueba.

Sí has estado preparándote, habrá valido la pena.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si desea más información sobre nuestras cookies pulse aquí Más Información Si continua navegando, se considera que acepta el uso de nuestras cookies ACEPTAR

Aviso de cookies