estudiar oposiciones correosCada vez estamos más cerca del examen y muchos de vosotros sois nuevos en eso de estudiar oposiciones Correos 2020. Vamos a ser claros, para superar estas pruebas el factor más importante es la preparación, sin duda, pero también conocer a lo que te estás enfrentando, es decir, cómo será el examen. Muchos de los candidatos tienen los conocimientos suficientes pero al llegar al examen no son capaces de realizarlo por cómo está formulado. Para que lo entiendas mejor, a algunas personas se les da bien el tipo test y a otros no. Hay exámenes tipo test muy complicados y otros de desarrollo muy simples.

Así que si vas a presentarte al examen de Correos lo mejor es que sepas cómo serán estas pruebas y el tipo de preguntas que se harán. Cuanto más familiarizado estés, mejor responderás a las preguntas que se exponen en el mismo. Si quieres triunfar en el examen de Correos, sigue leyendo.

 

Estudiar oposiciones Correos

 

El examen de Correos tiene una estructura muy simple. Se presentan una serie de preguntas de tipo test y con ellas, unas respuestas. Habrá dos exámenes con preguntas específicas para cada puesto: Atención al cliente, por un lado, y por otro, Reparto y Agente/Clasificación.

 

¿Sobre qué versarán estos exámenes?

 

Un 90% de estas preguntas serán sobre el temario de esta convocatoria, tanto generales como específicas, y el 10% restante, preguntas psicotécnicas.

Ahora que tienes claro el tipo de examen, puedes practicar con los del año anterior. Aunque en la convocatoria pasada se hicieron dos exámenes por cada puesto: uno con los contenidos generales y el otro con específicos correspondientes a cada puesto.

 

¿Cómo se evaluará?

 

La valoración será conjunta y el máximo de puntos que se puedan conseguir será 30, siendo 15 la puntuación necesaria para aprobar. El aspirante dispone de 90 minutos para realizar la prueba.

 

Cómo hacer un examen tipo test

 

Al estudiar oposiciones Correos te darás cuenta que son tantos los conceptos, que el examen tipo test es la mejor forma de evaluar a los candidatos, ya que es una buena forma para demostrar que conocen y han entendido todos y cada uno de ellos.

Para los que no son amantes de este tipo de exámenes, os daremos una serie de tips que os ayudarán a saber cómo hacerlo y evitar caer el día esperado.

  1. Las personas que prefieren los exámenes de desarrollo, por lo general, son más propensos a usar la imaginación y dejar de lado a veces la lógica. Con un examen tipo test, pasa lo contrario, tenemos que tener muy claro lo que se pide, aplicar la lógica. Por tanto, lee atentamente cada una de las preguntas y formula las posibles soluciones, sólo entonces, lee las respuestas expuestas.
  2. Presta atención a las respuestas. Fíjate en los signos de puntuación, comas, puntos, tildes, etc. Cualquiera puede crear una confusión y hacer que elijamos mal.
  3. Primero elimina la respuesta que creas que no es la correcta, usa el método del descarte. Elimina y entonces analiza las que creas que pueden ser las correctas.
  4. Vuelve a leer todo el examen, de principio a fin. Te sorprenderías de todas las respuestas que puedes encontrar leyendo otras preguntas.
  5. Optimiza en tiempo. Si dudas mucho en una de las respuestas, pasa a la siguiente pregunta y cuando hayas respondido todas aquellas que tienes claras, vuelve sobre aquellas en las que dudabas.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si desea más información sobre nuestras cookies pulse aquí Más Información Si continua navegando, se considera que acepta el uso de nuestras cookies ACEPTAR

Aviso de cookies